Milán en el octavo puesto entre las ciudades italianas con mejor calidad de vida. Mis 8 sí y mis 8 no.

La semana pasada Il sole 24 ore publicaba su tradicional lista sobre las ciudades italianas con mejor calidad de vida. Y cual es mi sorpresa cuando me encuentro Milán en el octavo puesto (y subiendo) … OMG, ¿a estos del Sole 24 ore se les ha ido la pinza?, ¿cómo es posible que esta ciudad invivible, gris y nuvolosa haya superado a mi maravillosa Turín (puesto 54) o mi adorada y tranquilísima Parma (puesto 19)?

Los criterios del cotidiano son simples; coste de la vida, servicios y medio ambiente, negocios y trabajo, orden público, población y tiempo libre. Visto así, tampoco está tan mal la cosa, sobre todo cuando se compara con otras ciudades italianas.

He descubierto que puedo respirar tranquila porque, estadísticamente hablando, es poco probable que me roben, me secuestren o me violen. Y que es más fácil encontrar un trabajo aquí que en cualquier ciudad del sur, (tampoco es que estos del sole 24 ore hayan descubierto la panacea) Milano tempo libero Milano - Affari e lavoro

Pero pasando de los rollos de la estadística me he puesto a pensar cuales son mis 8 razones por las que la ciudad se merece este octavo puesto y cuales son las 8 por las que no y aquí van.

¡Se admiten las vuestras!

1. Si es por la oferta cultural Milán se merece el puesto número uno. Y punto.

2. Diversidad. En Milán hay de todo, menos milaneses. Peruanos, coreanos, mejicanos, chinos, americanos, rumanos, filipinos, marroquíes, egipcios y españoles, muchos españoles. Esto hace de Milán una ciudad maravillosa en la que es posible escuchar miles de idiomas y aprender de multitud de culturas y de etnias. Y yo más feliz que una perdiz.

3. El risotto alla milanese con ossobuco. Sí, soy así de fácil de conquistar.

Ossobuco con risotto

4. Todos los caminos llevan a… Milán, (o a Bérgamo en su defecto) y eso es muy cómodo.

5. Luini. Nada más que añadir.

6. Todas y cada unas de las 135 Guglie del Duomo y poderlas adoptar.

7. Los tranvías. Porque Lisboa no tiene la exclusiva.

8. Parco Sempione. Porque en Milán se necesita mucho verde que ilumine el gris de la ciudad.

NO

1. No sé de a qué calidad de vida se refieren estos pero no puede haber mucha cuando una cerveza te cuesta 5€. Calidad de vida es la Cruzcampo a 80 céntimos.

2. Dicen que la esperanza de vida es alta en Milán, (84 años) Eso será si no eres arrollado por un coche cuando intentas cruzar un paso de cebra.

3. Cuando llueve se inunda. Y llueve mucho.

4. El metro de Milán. Carísimo para el servicio que ofrece, con solo 4 líneas (y una quinta medio en proyecto) y que sufren paros constantes.

5. La humedad. Durante todo el año, todas las noches. Eso no hay pelo que lo aguante.

6. El panetone. Y si alguien entiende porque ese es el dulce típico de la navidad milanesa que venga y me lo cuente.

7. Los baches de Milán. Una mijita de asfalto, señor alcalde.

8. El tráfico. Argumento básico pero fundamental.

Duomo

Anuncios