Una imprenta con historia

Señores, la semana pasada estuve en el paraíso en la tierra, o al menos en el paraíso de los tipópatas, (de tipo patía. Dicese de la persona que padece tipopatía u obsesión por las letras, la tipografía y las imprentas).

Esta maravilla de la que os hablo está en Málaga y es la  nueva imprenta Sur. La que fundaron Emilio Prados y Manuel Altolaguirre en 1925 y en la que se imprimieron los primeros versos de la generación del 27. En la nueva sede en el centro cultural Generación del 27 se respira poesía por todos lados y es que la historia de esta imprenta va unida no ya a la historia de la impresión en España sino a toda la historia de la poesía española del siglo XX.

Imprenta Sur. Málaga.

Imprenta Sur. Málaga.

Lo más emocionante no fue el olor a tinta y gasolina, ni disfrutar abriendo todos los chibaletes ni juguetear con la minerva, lo mejor de todo fue conocer a Pepe Andrade, el tipógrafo que la mantiene viva y que es una leyenda de persona. Hijo y nieto de tipógrafos se emociona enseñándote las fotos de Alberti, Aleixandre y compañía y contándote como aprendió su oficio jugando de pequeño con los tipos y sacando de quicio a su padre y a todo cajista que se le pusiera por delante y como aún se le saltan las lágrimas cuando por su casa aparecen algunas pruebas de impresión de aquellos años o de la revista Litoral. Pepe, su casa y su imprenta son historia viva.

José Andrade, (padre de Pepe) al lío. Foto Centro cultural generación del 27.

José Andrade, (padre de Pepe) al lío. Foto Centro cultural generación del 27.

Imprenta sur 2

La saga de los Andrade en la Antigua Imprenta Sur: Manuel Andrade Miranda, José Andrade Martín y Pepe Andrade Miranda, maestros tipógrafos, Málaga 2005. Foto Centro cultural Generación del 27.

Mantener una conversación con él fue uno de los momentos que más he disfrutado desde que me enfermé de tipopatía, hará ya unos 4 años. No paraba de repetirme lo contento que estaba de que hubiera ido a visitarle alguien del “gremio”, (ya me gustaría a mí ser de su gremio) porque entendía tan bien como él que esta es un enfermedad contagiosa y que no tiene cura y que lo mismo un día te da un apechusque por tanto amor a las letras.

Amigos tipopatas del mundo, si aún no habéis estado tenéis que ir, (y aprovecháis para daos un paseíto por la calle Larios y disfrutar de la costa del Sol) y sobre todo, amigos, como no paraba de repetirme Pepe, desde que entré por la puerta: “si vais a componer, poneos gafas”

Pd. Nótese que el logo de la Diputación de Málaga es una Bodoni flamenca. (Momento  freak)

Diputación de málaga

Para información histórica sobre la imprenta ver aquí.

Anuncios

Typelovers en reunión. Entretipos

Gracias a la amabilidad de mixtolobo que me permite ser su corresponsal en todos los saraos pero sobre todo gracias, (gracias gracias gracias) a la inestimable colaboración de la beca father este fin de semana he sido uno de los más tipográficos de mi vida.

Y es que en Barcelona se lió parda y todos los typelovers del país, y parte del extranjero, nos reunimos allí para disfrutarlo. Se celebraba Entretipos, (y esperemos que haya más. ¿Quién dijo entretipos 2014?) un evento tipográfico que ha sido mucho más que eso porque ha habido de todo y todo bonito y muy muy bien hecho.

Cartel entretiposUna mañana de talleres. Jesús Morentin (impresión letterpress), Oriol Miró (caligrafía Copperplate), Clara Montagut (bordado tipográfico) y Pedro Arilla (diseño de tipografía) cada cual más interesates.

Y una tarde de conferencias, 7 nada más y nada menos y en todas aprendimos mucho.

En la de Balius, como siempre, lo admiré, en la de Clara me enamoré, (de ella, de su pelo y sobre todo de su trabajo) en la de Octavio aprendí, (y también sufrí por si ese hombre se nos ahogaba allí, en medio de todo el sarao)  en la de Manuel me lo pasé pipa, en la de Oriol flipé, en la de Marta me reí (y tomé notas para las mixtolobas) y en la de Pedro lloré, (de emoción, claro)

Conferencia Manuel Sesma. "Lo nuestro no tiene nombre"

Conferencia Manuel Sesma. “Lo nuestro no tiene nombre”

Pero entretipos fue mucho más, fueron regalos, sorpresas, consejos, ideas, fue conocer a maestros, fue ponerle cara a la gente que admiras, fue aprender y fue reunir a todos los frikis de la tipografía y typelovers, a los frikis nos gusta saber que no estamos solos.

Bolsita de entretipos llena de regalos.

Bolsita de entretipos llena de regalos.

Pero sobre todo fue un evento (atentos que viene la deformación profesional) muy bien organizado. La comunicación fue fantástica, los detalles encantadores y la organización precisa.

¡Vivan los entretipos y la madre que los parió! A por entretipos 2014

Con la colaboración de Mixtolobo, Casa Xavi, Eva de la Rocha y la beca father. Gracias.

Más fotos en la galería de @Littlemad

Muzeum tecniki, Warszawa

Varsovia está llena de reliquias de los años 50 y el museo de la tecnología es una de ellas. Está en el Palacio de la Ciencia y la Cultura, ese edificio que la URSS regaló a Polonia en los años 50 y con el que los polacos tienen una fuerte relación de amor-odio.

Entrar en él es tele trasportarse directamente al 1955, año en el que se inauguró, porque tal como se abrió, así se quedó. Es el clásico museo que podría encabezar la lista de “los museos peor organizados del mundo”. Es un laberinto, no tiene luz, los vigilantes no hablan inglés (al menos los que estaban despiertos no lo hablaban) y, por supuesto, no hay ni un solo cartel explicativo. Pero nada de esto importa porque es justamente lo que le da su toque especial.

Y dentro de todo este ambiente  rancio y medio soviético, de repente y de la nada, así, abandonadas de la mano de Dios y  debajo de una escalera te encuentras esto;

Diré solo que cuando he vuelto a la oficina me han preguntado si me había drogado. 😉 😉

Cornuda y su Tipoteca, Treviso y Vicenza

Lo he vuelto a hacer, he vuelto a liar a alguien para que me acompañe a un pueblo perdido de la mano de Dios para ver algo relacionado con la tipografía. Mi nivel de frikismo aumenta y poco a poco voy involucrando en él a todo el que puedo. Al contrario que con Saluzzo esta vez no engañé a nadie diciendo que Cornuda, un pueblo donde viven 4 gatos, (Sandro y su familia) y tiene dos calles y una heladería, fuese un pueblo bonito con monumentos y vistas increíbles sino que utilicé una técnica mucho más elaborada a la par que útil, ¡el chantaje emocional!

Cornuda está a 400 km de Turín y es imposible llegar sin un Gps que te ayude porque, ¿para qué señalizar ese pueblo de 6000 habitantes, (aunque debían de estar todos escondidos cuando yo llegué) en el que no hay NADA… ? Bueno, algo sí, esta maravilla de sitio.

Tipoteca Italiana. Cornuda, Treviso. Foto; think.bigchief.it

La tipoteca es una fundación que nació con la intención de valorizar la tipografía, documentando su significado, catalogando y conservando los caracteres y las máquinas que forman parte de toda una historia, la del libro.

El museo del carácter y de la tipografía ofrece al público, especializado o no, un paseo por el panorama histórico y técnico de la tipografía italiana, desde la proyección de la forma de la letra hasta la incisión en los punzones para hallar las matrices que sirven para fundir los tipos de plomo. Además tienen una increíble colección de máquinas, desde impresión hasta máquinas de composición automática como la Linotipia, (para quién aún no lo sepa, mi favorita) o la monotipia y sobre todo, millones de tipos de todos los cuerpos y familias, de esos que hacen que a mí se me caiga la baba.

Pero no sólo esto, la Tipoteca es uno de esos sitios en los que te gustaría quedarte a trabajar, a dormir, a vivir. Es una de esas cosas bien hechas y en las que en cada rincón se siente el conocimiento, las ganas y la ilusión. Como dirían mis queridos compañeros del máster es un “museo vivo” con cantidad de actividades didácticas para escuelas y talleres para los frikis como yo y los no tan frikis. Vaya, que es un sitio maravilloso al que hay que ir.

Lástima que la fortuna quisiera que el fin de semana que yo fui estuviera cerrada por reformas. No importa, el viaje no fue en balde, conocí a Sandro, un uomo geniale y de quién depende todo este jaleo que me la enseñó con mucho cariño y con quién tuve una conversación de lo más motivadora. Ahora a esperar que terminen los trabajos para volver a un sitio que será, sin duda, aún mejor.

La Tipoteca tiene, además otra ventaja. El Véneto, donde se bebe, se come y se vive de maravilla. Aprovechando el paseo hasta Cornuda, (el verdadero objetivo del viaje) paramos en Treviso y en Vicenza, donde además de nacer Palladio vive el hombre más personaje de la historia, que se merece no sólo un post particular sino un blog entero.

En algún lugar de Treviso

Banderas, unas de las pocas en Treviso

Santa Lucia y Piazza dei Signori de fondo. Treviso

Piazza dei Signori. Vicenza (El caso es ponerle nombres originales a las plazas)

Vicenza

5 cosas que me reconcilian con Bélgica

1. Museo Magritte(Bruselas)

Detalle. Museo Magritte

Detalle. Museo Magritte

 

Y redescubrir a este artista y sus obras en un museo muy bien puesto y la mar de didáctico. (Cuanta deformación profesional en esta frase)

Muy fan de él y de su historia de amor con Georgette.

2. Les arts visual cambre y su maravilloso taller de tipografía (Bruselas)

Esos sitios que te encuentras por casualidad y que precisamente por eso te hacen aún más ilusión. En un centro de formación de de bellas artes situado en  los jardines de la abadía de la Cambre, tenían este maravilloso taller tipográfico que ya me gustaría poder encontrar en Madrid.


3. La Typographe o mi negocio frustrado

Y tener que aguantarme las ganas de querer comprármelo TODO, hasta las máquinas y al tipógrafo abuelete que las ponía en marcha.


4. El Museo Platin Morins (Amberes)

Incluso las matrices malditas, aquí, me parecieron monérrimas.

Museo Platin - Moretus, Amberes.

Museo Platin – Moretus, Amberes.


5. La compañía

Xavi y yo disfrutando de la vida.

Xavi y yo disfrutando de la vida.

 

Gràcies, Xavi. Como t’estimo, me caguen la mar! La próxima en Turín.


Saluzzo o cómo engañar a cinco personas

Saluzzo dice ser esto. Sin embargo, para mí, era esto;

Estátua de Bodoni en Saluzzo.

Estátua de Bodoni en Saluzzo.

Con mi plan malicioso y la ayuda del ayuntamiento de Saluzzo y su portal de turismo conseguí meter a 5 personas, (una de ellas coja) en un tren para ir a un pueblo perdido y desierto en la provincia de Cuneo. Lo que no sabían esas cinco pobres almas y que averiguarían al llegar allí es que Saluzzo era el pueblo natal del gran Bodoni y que yo quería ir desde que lo descubrí para ver su estatua y rendirme a sus pies.

Y así fue como llegamos un lunes en el que todo estaba cerrado a un pueblo que parecía fantasma y que, para empeorar la situación, tenía en cada una de sus esquinas esquelas con los muertos más recientes. A un pueblo lleno de cuestas y donde a todo le faltaba una manita de pintura. A un pueblo en el que no encontramos un sólo restaurante abierto y en el que al final un señor se apiadó de nosotros y nos hizo unos pollos empanados que nos comimos como si lo fueran a prohibir. Pero a un pueblo en el que había nacido un gran señor, un grande de la vida.

Aquí la cara que se les quedó a ellos;

Berta, Clara y Alba en Saluzzo.

Berta, Clara y Alba en Saluzzo.

Y esta la que tenía yo;

Felicidad suprema después de ver la estátua del más grande.

Felicidad suprema después de ver la estátua del más grande.

Yo sigo pensando que Saluzzo tenía empaque y que tuvimos mala suerte con el tiempo. A lo mejor los convenzo para volver en verano ¬¬

A Alba, Clara, Berta, Nico y Enrique por aguantar mi pasión por Bodoni y dejarse explicar, muy pacientemente quién era y para que servía un componedor.