Risitas a costa de Berlusconi

– “¿Creen en Berlusconi?”

– Minutos de silencio, miraditas y risitas. Esta ha sido la respuesta en Bruselas de Merkel y Sarkozy que se lo pasan pipa a costa del primer ministro italiano.

Señores, está feo este gesto de “desprecio” hacia un colega, por muy petardo que sea el señor Silvio. Sea como sea, el gesto deja claro una vez más la credebilidad de Berlusconi en el exterior y le da una lección al Il Cavaliere, que habitualmente acostumbra a tomarle el pelo a todo el que se menea.

Como le haya sentado a  Silvio me preocupa poco, como dicen en mi casa “hay que tener correa” sobre todo si eres el bromista oficial de la Unión Europea, me preocupa más como le haya sentado a los italianos, no debe ser agradable que a tu primer ministro le tomen por “el pito del sereno”

Anuncios

Análisis de las elecciones, por Domenico Cerabona

4ºpiano está que se sale. He aquí una nueva colaboración del que se ha convertido ya en mi analista político particular, Domenico Cerabona. En este caso, por motivos de espacio, colgaré sólo la versión traducida y editada, pero para italianos y para aquél que se atreva con el original, puede hacerlo pinchando aquí.

Análisis de las elecciones del 15 de mayo. Domenico Cerabona;

En Italia somos especialistas en subirnos al carro del vencedor. Está en nuestro ADN, estamos hechos así, de hecho, casi nunca hemos terminado una guerra de la parte (perdedora) con quién la habíamos empezado. Esta característica se nota especialmente después de las elecciones. Parece que todos hayamos ganado, como mucho, algunos han empatado, pero seguro ninguno o casi ninguno ha perdido. Es realmente difícil entender bien la situación, por eso voy a probar a dar mi modesta contribución para analizarla. Partimos del presupuesto de que estoy inscrito al Pd[1], y por lo tanto tomo parte, pero esto no me impide ver como han ido las cosas (desde mi punto de vista)

Para el PD nacional y para el centro-izquieda no ha sido una victoria exaltante. Analicémoslo ciudad por ciudad.

Turín es una ciudad particular, con una gran tradición de izquierda, en Italia la llamamos, “el pueblo de Asterix”, es la única ciudad del norte en la que la Liga[2] y el PDL[3] no han tenido nunca éxito, la única gran ciudad que en los años 80 ha tenido un “gobierno” totalmente comunista.

Piero Fassino (el candidato del centro izquierda que ha ganado) ha sido Secretario provincial del PCI en los años 70/80, cuando el PCI de Turín tenía 50.000 inscritos, ha sido un gran hombre de partido, último Secretario Nacional del DS (antiguo PCI) y responsable nacional de la organización del PCI.

De hecho, la suya no era una candidatura fuerte, sino fortísima. Una candidatura estimulada con una larga campaña electoral iniciada hace 5 meses con las primarias que han llevado al centro izquierda al eje de un debate político, con la otra parte, un centro derecha, que estaba dividido internamente y no creían verdaderamente en la victoria por lo que han propuesto una candidatura débil, muy débil.

A esto hay que añadir que Fassino en los últimos tres, cuatro años ha estado completamente excluido de la dirigencia del PD, por lo tanto podemos decir que el PD nacional no puede considerar la victoria de Turín como una gran victoria para ellos.

Fassino se funde en un abrazo con el alcalde saliente después de conocer los resultados. Foto La Stampa

Fassino se funde en un abrazo con el alcalde saliente después de conocer los resultados. Foto La Stampa

Seguidores de Fassino en Palazzo Città. Foto La Stampa

Seguidores de Fassino en Palazzo Città. Foto La Stampa

 

 Milán. En Milán la historia es mucho más complicada. Es cierto que Milán en los últimos años ha siempre expresado con mayoría su agrado por el partido de Berlusconi, pero no de casualidad, la Liga ha estado siempre con niveles muy bajos. ¿Por qué? Porque Milán no es una ciudad de derechas. Milán era la ciudad de Craxi[4] y de los socialistas, no una ciudad de extrema derecha; una ciudad que ha vivido el horror de “tangentopoli”[5] de una manera particular y que es particularmente sensible a los temas judiciales y de la justicia. Es desde este punto de vista desde el que se debe mirar el resultado de las elecciones.

Pisapia, (el candidato de centro-izquierda) es una persona extraordinaria, un personaje mítico, con una personalidad impecable, una capacidad profesional universalmente reconocida y sobre todo un famoso “garantista”[6], contrario a los excesos de la magistratura. Esto le ha hecho un candidato particularmente creíble a los ojos del electorado milanés, sobre todo después de una campaña electoral extremista por parte de Moratti[7] y Berlusconi que han usado un tono demasiado alto y temas groseros; especialmente en el último clamoroso acto de campaña electoral, donde con una terrible intención intentaron demostrar que Pisapia había estado condenado por un delito que podía ser relacionado con el terrorismo rojo. Esta torpe idea de Moratti ha, en mi opinión, influenciado en muchos de esos electores que deciden su voto en los últimos dos días. Precisamente porque el pueblo milanés es contrario al “justicialismo” el gesto de Moratti ha resultado indigesto, tanto más porque Pisapia había estado condenado injustamente, víctima de un error judicial.

A todo esto añado que Pisapia no es un candidato del PD, sino que ha vencido las primarias contra el candidato oficial del PD nacional. A la luz de todo esto, valorar el resultado de Milán como una victoria me parece arriesgado.

Cartel del Pdl en Milán. Foto La Reppublica

Cartel del Pdl en Milán. Foto La Reppublica

Carteles electorales en Milán. Foto La Reppublica

Carteles electorales en Milán. Foto La Reppublica

 

Bolonia. No quiero alargarme, pero basta decir que Bolonia desde el 1948 ha sido siempre gobernada por la izquierda, menos por una breve interrupción de cinco años que tuvo lugar hace diez años y que fue por motivos particulares. La izquierda ha ganado siempre con mayoría y por lo tanto el 50’4% del candidato del PD con el “Movimiento a 5 stelle” al 10%  es casi la cara de la derrota del PD, hablemos claro.

En Nápoles, ciudad donde la izquierda ha gobernado por (20) años, el candidato oficial del PD no ha llegado ni siquiera a la segunda vuelta… creo que este resultado se comenta por sí mismo.

Hablemos de números. Comprobado que el Gobierno de Berlusconi está afrontando una crisis dramática no sólo en el Parlamento, sino también con sus aliados y en el país, si mañana cayera, ¿cuál sería la alternativa? Mirando los números de sus principales contendientes, hasta hoy, la única manera para vencerlo sería una enésima alianza de todos sus adversarios.  Un alianza que se ha ya demostrado perdedora dos veces con el gobierno de Prodi, que han sido víctimas de las múltiples contradicciones internas, con una coalición que tenía en su interior de todo, desde comunistas estalinistas hasta neo-con. En este contexto, ¿se da el caso de estar demasiado convencido de que el tiempo de Berlusconi se haya acabado? Es cierto que el PD y sus aliados han demostrado estar fuerte y tener los medios políticos para vencer. Yo no estoy, lamentablemente, del todo convencido, por lo menos no estoy convencido de que hoy por hoy se den las condiciones para decir que Berlusconi esté decayendo. El dato, sin embargo, que me llena de felicidad en estas elecciones es otro. Es el hecho de que no sea verdad que en Italia la pasión de izquierda esté muerta, es más, todo lo contrario. La verdad es que hasta hoy, los partidos de izquierda y sobre todo el PD no han sabido despertarla. Allí donde, sin embargo, el PD y sus aliados son activamente fuertes en su territorio, a través una campaña electoral que no parlara de Berlusconi pero sí de las temáticas ciudadanas y sobre todo con las elecciones mediante el método de las primarias, en tal caso el centro izquierda ha obtenido resultados excepcionales.

Espero que todos, empezando por Bersani, (cuyas primeras declaraciones, tengo que decir, que me decepcionan) deberían aprender de la experiencia de Turín y Milán y tomarla como punto de partida. El método usado hasta hoy, de perseguir a Berlusconi, se ha demostrado fallido, es hora de comenzar, recomenzar, del único modo con el que la izquierda puede y debe hacer política, desde abajo.


[1] Partido Democrático de centro-izquierda. Nota de la traducción.

[2] Partido político que cuenta con representación sólo en el norte de  Italia y el único partido representante del nacionalismo. (Nacionalismo padano) Nota de la traducción.

[3] Partido de derechas presidido por Berlusconi. Nota de la tradución.

[4] Político italiano y máximo exponente del Partido Socialista Italiano. Siendo Primer Ministro de Italia de 1983 a 1987.

[5] También llamado Mani puliti, manos limpias. Es el nombre dado por los magistrados milaneses a la investigación sobre sobornos y corrupción llevados a cabo por dirigentes de algunos partidos políticos. El proceso se llevo a cabo entre el 92 y el 94 y además de una gran conmoción popular, causó el colapso de dos de los partidos políticos más importantes del momento, el DC, (Democracia Cristiana) y el PSI, (Partido Socialista). Nota de la tradución.

[6] Garantismo: Concepción política y jurídica que pone en primer lugar la garantía de derechos y de la libertad individual ante la autoridad del Estado. Nota de la traducción.

[7] Letizia Moratti, candidata del PDL en Milán.

¿Agonía de Berlusconi?

Berlusconi saliendo de la cabina de votaciones en un colegio electoral de Milán. Foto ELPAÍS

Berlusconi saliendo de la cabina de votaciones en un colegio electoral de Milán. Foto ELPAÍS

Los ojos de media Italia y parte del extranero estaban puestos en las elecciones municipales que se han celebrado este fin de semana. Todavía es un poco pronto para decirlo, ya que habrá que esperar a la segunda vuelta, pero parece que soplan vientos de cambio.

Los milaneses, (ciudad natal de Berlusconi y donde tiene su imperio medíatico y financiero) que durante 18 años habían apoyado al centro derecha han cambiado de rumbo y por primera vez han votado a la izquierda.

” Ha cambiado el viento del norte” decía ayer Bersani, (Secretario Nacional del PD, centro izquierda)

A ver si es cierto…

Esto sólo puede pasar en Italia. Capítulo V

El Gobierno italiano, come di solito, haciendo bien las cosas y convirtiéndose, come di solito, en el hazmerreir de Europa.

Ayer, después semanas, se comenzó a desalojar a los inmigrantes que se hacinaban en el puerto de Lampedusa. Lampedusa es una isla italiana, situada en el Mediterráneo y que se encuentra a 250 km de Sicilia y a 100 de Túnez. El territorio italiano más al sur. En las últimas semanas se ha colocado en el plano internacional por ser una de las principales puertas de entrada para aquellos inmigrantes que buscan, de manera desesperada, ingresar en Europa, escapando de las revueltas árabes. (En su mayoría tunecinos)

Las condiciones en las que han estado viviendo y viven, porque por el viento no se ha podido desalojar aún a todos, son vergonzosas, de abandono y de poquita humanidad, por no decir que incumplen claramente con las leyes fijadas por los tratados internacionales de migración.

Señores del Gobierno, cuando alguien llega a las costas de tu país, lo mínimo es una manta, un albergue, atención médica, servicios higiénicos y algo de comida caliente. Dejarlos dormir a la intemperie y sin atención durante semanas, está feo.

Torino Rosa

Turín celebra el 8 de marzo tiñendo sus monumentos de rosa. Este año elayuntamiento se ha centrado en dos aspectos de lo más actuales. Por un lado terminar con los estereotipos y la discriminación hacia la mujer y por otro, la necesidad de difundir, sobre todo entre las jóvenes, la importancia de llevar una vida sana.Dos eslóganes  giran estos días por toda la ciudad, “Siamo così. Fuori dagli schemi” y “Siamo così. La bellezza non ha misure”.

El 8 de marzo, un desfile de moda per donne di taglie normale se celebrará en el Museo del Cine. Además, allí mismo, se podrá disfrutar de un recorrido guiado por ocho actores que contarán la vida de una mujer que ha sufrido discriminación laboral. Experiencias reales que se recogen en el blog Paris&disparis

Pero las iniciativas del Ayuntamiento de Turín para celebrar el día de la mujer no se quedan en el 8 de marzo. Turín junto con Génova, Ferrara, Florencia y Padua se han unido a la campaña “Ni una más” que denuncia las muertes contínuas de mujeres en Ciudad Juarez. Con esta iniziativa el comune pretende informar y sensibilizar a la población turinesa del drama que viven las mujeres mejicanas.

Además de manifestaciones y de actividades y actos culturales abiertos al público, las cinco ciudades han escrito una carta conjunta al Presidente de la República. A esta iniciativa apoyada por Amnistía Internacional, se han unido numerosas asociaciones de mujeres de las provincias que participan en ella.

Porl último dejo este vídeo hecho por el Ayuntamiento de Turín y la Officina della donne que mediante un montaje de anuncios publicitarios cuenta los estereotipos que genera la publicidad, mujer objeto, ama de casa perfecta, mujer feliz.

Un millón de mujeres dicen no al machismo de Berlusconi

Ayer un millón de italianas se reunieron en diferentes puntos del país, (280 ciudades) para pedir la dimisión de Berlusconi al grito de “sino ahora, ¿cuándo?”

El machismo en Italia es bastante latente y me alegra de qué, por lo menos, las mujeres tengan la iniciativa de salir a la calle a pedir dignidad y respeto por nuestro género. Evidentemente este tipo de manifestaciones han sido provocadas por el conocido caso Ruby, pero no es sólo un problema con el señor Berlusconi, sino una queja por el modelo cultural machista que impera en Italia, país que encabeza las listas de desempleo femenino y de muertes por violencia machista. 

Hoy Berlusconi contestaba a las movilizaciones de ayer diciendo, “Me han parecido un pretexto para sostener el teorema judicial. He visto la habitual movilización facciosa de la izquierda que no logra vencer” y que siempre ha tenido “Las mujeres saben cuánta consideración tengo por ellas, siempre me he comportado con ellas con gran atención y respeto, en mis empresas y en el Gobierno”. Un poco cínico, ¿no?

Manifestación del 13 de abril. Foto de Centro Otelli

Manifestación del 13 de abril. Foto de Centro Otelli