Sochi, la ceremonia de apertura y los aros olímpicos

El viernes, durante la ceremonia de inauguración de los juegos olímpicos de Sochi la televisión estatal rusa retransmitió imágenes de cinco copos de nieve flotando y convirtiéndose en los anillos olímpicos. Pero eso no fue exactamente lo que sucedió. Uno de los cinco copos nunca se abrió y la pirotecnia que tenían planeada nunca estalló. O por lo menos así fue como lo vimos los que seguíamos la ceremonia por la señal internacional.

Aros olímpicos. Sochi 2014

Cuando el quinto anillo se atascó la televisión rusa cogió material grabado de lo que había sucedido en los ensayos y eso fue lo que retrasmitió. Así para los rusos nada había sucedido, todo había salido como tenía que salir.  Los productores confirmaron el cambio, justificando que era importante preservar la imagen de los símbolos olímpicos.

Los que nos dedicamos a esto de los eventos sabemos que cuando Murphy anunció su ley estaba precisamente hablando de nosotros. Sabemos que todo lo que pueda salir mal saldrá y que los días de estrenos son los preferidos de los imprevistos. Este tipo de errores no son poco comunes en las ceremonias de las olimpiadas y en cualquier gran evento que se precie. En Beijing 2008 algunas de las imágenes de los fuegos artificiales también fueron falsas y generadas por ordenador y en Vancouver, Sydney y Seúl tuvieron dificultades para encender el pebetero.

Roma, amor eterno

Roma. Foto Traveler.

Roma. Foto Traveler.

Han pasado diez años desde la última vez que estuve en Roma. Por aquella época era joven e inexperta y poco ducha en viajes, y en casi todo lo demás. Íbamos con el colegio a hacer un intercambio de esos de “conoce a los demás y así serás más tolerante”. Todo estaba programado y organizado y la profesora de latín se empeñaba en hacernos traducir todas las inscripciones que nos encontrábamos por el camino, (en Roma, os podéis imaginar) Antes de esa, había habido otras veces, siempre con el colegio y siempre con el latín. Desde entonces no he vuelto, (sí, tiene delito la cosa) y la separación ha sido larga y dolorosa. Pero mañana, mañana tengo appuntamento per colazione en Roma.

Roma es un museo arqueológico vivo, una ciudad eterna que nos muestra su pasado histórico en cada esquina. Llena de turistas y paraguas de guías turísticos y colas en todos lados. Pero esa no es la Roma que me toca esta vez, mi Roma de este viaje se va a saltar el latín, los turistas y las colas a la torera. Me pienso dedicar por completo a la otra Roma, a la más desconocida, la más bizarra pero la más romana. La Roma de la panceta, de las tripas, del capuccino, de las flores y los mercados, la Roma del nasone y de la comida en la calle. La Roma de los romanos.

Roma. Foto Traveler

Roma. Foto Traveler

Entre mis planes están comerme un tramezzino paseando por el barrio de Prati con sus boutiques y sus palacetes para disfrutar de la mejor vista del Tíber. Sentarme durante horas, (soleadas horas. Roma, hazme ese favor) en el mercado de campo di fiori a hacer un poco de turismo antropológico del que a mí me gusta y a pensar en la ejecución del pobre Giordano Bruno.

Campo di fiori y el pobre encapuchado Giordano Bruno. Roma. Foto Traveler

Campo di fiori y el pobre encapuchado Giordano Bruno. Roma. Foto Traveler.

Embobarme con los mosaicos de Santa María in trastevereAcercarme a la Real Academia de España en Roma (y no solo por el templete de Bramante) sino para asistir a la inauguración de una exposición y comprobar con alegría como a los buenos amigos se le cumplen sus sueños. Y pasear haciéndome pasar por bohemia europea por el Jardín Botánico.

Santa María in Trastevere. Roma.

Santa María in Trastevere. Roma.

Templete de Bramante. Roma. Foto Real Academia de Roma.

Templete de Bramante. Roma. Foto Real Academia de Roma.

 

Hasta mañana, Roma.

Una imprenta con historia

Señores, la semana pasada estuve en el paraíso en la tierra, o al menos en el paraíso de los tipópatas, (de tipo patía. Dicese de la persona que padece tipopatía u obsesión por las letras, la tipografía y las imprentas).

Esta maravilla de la que os hablo está en Málaga y es la  nueva imprenta Sur. La que fundaron Emilio Prados y Manuel Altolaguirre en 1925 y en la que se imprimieron los primeros versos de la generación del 27. En la nueva sede en el centro cultural Generación del 27 se respira poesía por todos lados y es que la historia de esta imprenta va unida no ya a la historia de la impresión en España sino a toda la historia de la poesía española del siglo XX.

Imprenta Sur. Málaga.

Imprenta Sur. Málaga.

Lo más emocionante no fue el olor a tinta y gasolina, ni disfrutar abriendo todos los chibaletes ni juguetear con la minerva, lo mejor de todo fue conocer a Pepe Andrade, el tipógrafo que la mantiene viva y que es una leyenda de persona. Hijo y nieto de tipógrafos se emociona enseñándote las fotos de Alberti, Aleixandre y compañía y contándote como aprendió su oficio jugando de pequeño con los tipos y sacando de quicio a su padre y a todo cajista que se le pusiera por delante y como aún se le saltan las lágrimas cuando por su casa aparecen algunas pruebas de impresión de aquellos años o de la revista Litoral. Pepe, su casa y su imprenta son historia viva.

José Andrade, (padre de Pepe) al lío. Foto Centro cultural generación del 27.

José Andrade, (padre de Pepe) al lío. Foto Centro cultural generación del 27.

Imprenta sur 2

La saga de los Andrade en la Antigua Imprenta Sur: Manuel Andrade Miranda, José Andrade Martín y Pepe Andrade Miranda, maestros tipógrafos, Málaga 2005. Foto Centro cultural Generación del 27.

Mantener una conversación con él fue uno de los momentos que más he disfrutado desde que me enfermé de tipopatía, hará ya unos 4 años. No paraba de repetirme lo contento que estaba de que hubiera ido a visitarle alguien del “gremio”, (ya me gustaría a mí ser de su gremio) porque entendía tan bien como él que esta es un enfermedad contagiosa y que no tiene cura y que lo mismo un día te da un apechusque por tanto amor a las letras.

Amigos tipopatas del mundo, si aún no habéis estado tenéis que ir, (y aprovecháis para daos un paseíto por la calle Larios y disfrutar de la costa del Sol) y sobre todo, amigos, como no paraba de repetirme Pepe, desde que entré por la puerta: “si vais a componer, poneos gafas”

Pd. Nótese que el logo de la Diputación de Málaga es una Bodoni flamenca. (Momento  freak)

Diputación de málaga

Para información histórica sobre la imprenta ver aquí.

Moka. Obscuro objeto del deseo

He echado cuentas y va a hacer un año desde que volví de Italia y un año hace que no me bebo un expreso como Dios manda, (un año, mamma mia) Desde entonces vivo con miedo a que esté demasiado aguado, sea demasiado largo o no tenga espuma. Voy por las cafeterías mirando el tipo de cafetera y la marca de café y miro fijamente a los ojos del camarero intentando descifrar si me da confianza antes de pedirle el adorado brebaje.

Tengo una lista de cafeterías del barrio donde se puede beber un café medianamente decente y una con los sitios donde es mejor pasarse directamente al té. En un momento de mono total y presa por la melancolía soy capaz de recorrerme 4 km hasta llegar a la italiana, uno de esos sitios de confianza y que ha pasado todas mis pruebas. Pero con esto y todo, la mayoría de las veces opto por el café con leche donde los daños son menores. Hace también casi un año escribí esto sobre la locura de los italianos con el café, hoy, después de un año, soy peor que ellos.

Por esto, desde mi humilde blog quiero hacer un homenaje, en el año de su 80 cumpleaños a ese invento que salva mis mañanas y que hace que mi melancolía más llevadera, la MOKA.

Moka. Foto el tornillo que te falta.

Moka. Foto el tornillo que te falta.

En 1933, cuando la economía italiana se encontraba más pa’ ya que pa’ ca’, Alfonso Bialetti introdujo la Moka Express que te permitía disfrutar del sabor de un buen expreso en casa por poco dinero. Hoy en día, la moka se ha convertido en un icono que se encuentra en todos los hogares italianos, a pesar de que tenga que luchar con las dichosas capsulitas. No hay nada más simple, más práctico, más bonito y mejor diseñado que una moka. Tanto que se ha expuesto en los mejores museos de diseño.

Desde entonces la Bialetti sigue fabricando la mítica cafetera que en principio se inspiró en una lavadora y para diferenciarla de imitaciones imprime en ellas a su famoso icono l’omino coi baffi.

Moka y café molido

A Luigi de Ponti, a la Bialetti y a los padres de Fran, por habernos llenado la casa de cafeteras.

 

 

Un rostro misterioso en Via Nizza

En un muro lateral de un edificio cualquiera del número 50 de Via Nizza (Turín) ha aparecido el rostro misterioso de un hombre. Pero esta aparición nada tiene que ver con hechos paranormales ni será protagonista del próximo capítulo de Cuarto Milenio. Lo sentimos Iker, vete olvidando de una italianización de nuestras caras de Bélmez.

La “aparición” es una obra de arte urbano llevada a cabo por el artista Vhils que después de haber dejado su marca en ciudades como Londres, París, o Río de Janeiro ha elegido Turín para plasmar uno de sus ya famosos bajo relieves. La creación se da en el contexto de NizzArt, un proyecto de regeneración urbana de la asociación turinesa URBE que busca regenerar espacios abandonados o con poco uso en la ciudad a través de manifestaciones artísticas temporales en el campo de la música, la arquitectura y el arte urbano.

Vhils. Turín. Via Nizza. Foto La Repubblica.

Vhils. Turín. Via Nizza. Foto La Repubblica.

Vhils. Turín. Via Nizza. Foto La Repubblica.

Vhils. Turín. Via Nizza. Foto La Repubblica.

 

Vhils. Turín. Via Nizza. Foto La Repubblica.

Vhils. Turín. Via Nizza. Foto La Repubblica.

URBE, que fueron los mismos que a principios del verano pasado recuperaron el Bunker para nuestro uso y disfrute, se ven ahora inmersos en el doble proyecto NizzArt/Bua de regeneración de Via Nizza.

Con Bua URBE creará una verdadera galería de arte al aire libre implicando directamente a los residentes y comerciantes de la zona. Siempre en la misma línea NizzArt se trata de un proyecto para potenciar el arte como elemento permanente de mejora y decoración estética en las ciudades.

Foto urbe-out.

Foto urbe-out.

Dai amici torinesi, fatevi due passi fino a via Nizza 50 e seguite URBE da vicino che vi riempirà di gioia.

El fin del mundo está en el Algarve

Si no supiéramos como termina la historia seguiríamos creyendo que en el Cabo de San Vicente se acaba el mundo y que más allá sólo hay monstruos y criaturas desconocidas. Y es que estando allí es difícil no pensarlo. Un lugar, que como nuestro Finisterre, está lleno de misticismo y leyenda.

Ya los romanos decían que allí el sol era cien veces más grande que en el resto del mundo y hacía hervir al mar. Quizás por eso su puesta de sol se ha convertido en una de las más visitadas de Europa.

Cabo de San Vicente. Foto Remon Rijper.

Cabo de San Vicente. Foto Remon Rijper.

Cabo de San Vicente. Algarve. Portugal. Agosto 2013

Cabo de San Vicente. Algarve. Portugal. Agosto 2013.

Si pasas por allí acuérdate de llevarte una buena chaquetita, pues ya puede haber hecho el día más caluroso del año que soplará un viento huracanado que destrozará tu peinado.

Ya que estás por la zona aprovecha para darte un baño en las playas de alrededor, lugares sagrados para los surfistas. El agua está helada, pero ya se sabe que eso es buenísimo para la circulación. Así que no hay escusas.

Playa de Beliche. Algarve. Portugal. Agosto 2013

Playa de Beliche. Algarve. Portugal. Agosto 2013

Playa de Tonel. Algarve. Portugal. Foto Traveler.

Playa de Tonel. Algarve. Portugal. Foto Traveler.

Y no te dejes mi recomendación personal. La Playa de Cordoama, (Vila do Obispo) paraíso en la tierra.

Playa de Cordoama. Vila do Obispo. Algarve. Portugal. Agosto 2013.

Playa de Cordoama. Vila do Obispo. Algarve. Portugal. Agosto 2013.

 

 

Hoy querría estar en… Guatemala

No sé si fue a los nueve o a los diez años. Lo cierto es que ese viaje me marcó para toda la vida. Fue entonces cuando nacieron mis ganas inagotables de viajar, de conocer mundo, de conocer culturas y de hablar idiomas y fue entonces cuando nació mi amor incondicional por Latinoamérica.

Después de ese vinieron muchos viajes más, la mecha ya estaba encendida, pero ninguno me marcó tanto como ese, ya lejano, viaje a Guatemala. Ni la lejana y exótica Nueva Zelanda, ni el cosmopolitismo de Berlín ni los rascacielos de Nueva York ni… nada.

Ahora estoy / estamos más que acostumbrados a visitar otros lugares. Esto se ha convertido en algo cotidiano y “la inmensidad de lo desconocido se ha reducido enormemente y con ello nuestra capacidad de asombro”[1]

Pero a los nueve años mi capacidad de asombro seguía intacta y esa fue mi primera vez. Mi primer avión, mi primer viaje transatlántico, mi primer volcán en erupción, mi primera selva, mi primer (y único, por el momento) viaje en avioneta y también mi primer contacto con la realidad.

Por todo esto hoy querría estar allí. Pero por si os quedan dudas, hoy querría estar en Guatemala…

… para disfrutar de sus colores.  Desde los mercados hasta los cementerios, en Guate todo es de colores.

Cementerio de Chichicastenago. Foto de Joann Miller.

Cementerio de Chichicastenago. Foto de Joann Miller.

cado de Chichicastenango. Foto de

Mercado de Chichicastenango. Foto de IMS Bildarkiv.

… por sus telas. Renovaría todo mi armario con esas telas.

Telas. Foto de Sahu.

Telas. Foto de Sahu.

…para poder devorar en el Pollo Campero. La experiencia guatemalteca no es completa hasta que no se prueba ese pollo frito.

… para tomarme un roncito en la terraza del Hotel Casa Azul mirando al volcán. Por la época era demasiado pequeña para esos vicios.

Hotel

Hotel casa azul con el Volcán del agua de fondo. Foto.

… para encenderle un cigarrito a Don Maximón y de paso ponerle un par de velitas a ver si me echa una mano. Si tengo que rendirle culto a alguien que sea al Santo de los cigarros.

Don Maximón. Foto The Sydney Morning Herlad.

Don Maximón. Foto The Sydney Morning Herlad.

… para volver a pasear por Tikal e intentar descubrir de donde se sacaron los mayas eso del fin del mundo.

Tikal. Foto Traveler.

Tikal. Foto Traveler.

… para acercarme a los volcanes en el Lago Atitlán.

Lago Atitlán. Foto Traveler.

Lago Atitlán. Foto Traveler.

… para volver a los 9 años.

Lástima que en la época no hubiera cámaras digitales. Digitalizar las fotos me parecía excesivo.

El mito del año sin verano. Cuatro planes para sobrevivir al calor madrileño

Por favor, que alguien eche de la carrera al meteorólogo que se le ocurrió decir que este era el año sin verano.

Pero no os preocupéis madrileños asfixiados que yo os he preparado la agenda para sobrevivir al calor y tener vida social.

Para aquellos no privilegiados, como yo, sin aire acondicionado ni piscina, lo mejor es refugiarse en lugares fresquitos. Y yo he descubierto algunos paraísos en la tierra.

1. LEER EN UN ANTIGUO ZOOLÓGICO.

Lo de ir al Retiro a leer en verano y hacer como que estás agustito es puro postureo. Se acabó el sufrimiento. Por fin, el Ayuntamiento, después de 8 años de obras ha inaugurado la Biblioteca de la casa de las fieras en el Retiro, que fue el zoológico de la capital hasta 1972. Las rejas de las jaulas han sido sustituidas por cubos transparentes con vistas al parque. Han puesto unos silloncitos la mar de cómodos donde leer sin sufrimientos.

Jaulas del antiguo zoológico de Madrid. Foto Zona Retiro.

Jaulas del antiguo zoológico de Madrid. Foto Zona Retiro.

Biblioteca Eugenio Trías. Foto Zona Retiro

Biblioteca Eugenio Trías. Foto Zona Retiro

2. VIDA CULTURAL

Hasta el 4 de agosto Giacometti y sus largiruchas figuras están de visita en la Fundación Mapfre. La muestra se ha planteado para demostrar que Giacometti no concebía la escultura como un objeto aislado, sino como un lugar y un espacio en el que confluyen el amor, la vida y la muerte como las principales obsesiones del artista. Además de sus largiruchos hay unas fotografías increíbles de Man Ray, Boiffard y otros,  que nos presentan al escultor como personaje con sus rizos despeinados y sus obsesiones.

La exposición, que para haberle costado a maprhe casi un millón de euros, tiene ciertos problemas museográficos, es interesante e íntima y el aire acondicionado va tan bien que a veces echas de menos una chaquetilla. Ideal para pasar la ola de calor.

Giacometti. Terreno de Juegos. Fundación Maphre. Foto El País.

Giacometti. Terreno de Juegos. Fundación Maphre. Foto El País.

3. LA HORA DEL TE

Después de tanta lectura y tanta cultura lo mejor es relajarse. El Instituto francés de Madrid esconde un jardín urbanita con precios muy asequibles donde relajarse al fresquito y desayunar unos ricos croissants, merendar tartas caseras o comer un menú del día con ensaladitas y cremas frías. Gracias a ellos me estoy reconciliando con Francia y los franceses, (si es que alguna vez me enfadé de verdad)

Café Bistrot. Instituto Francés de Madrid.

Café Bistrot. Instituto Francés de Madrid.

4. BUSCANDO LA INSPIRACIÓN EN LA LATINA

Estoy harta de que a la Latina solo vayamos los domingos cual provincianos a beber mojitos y montar escándalo. Yo he descubierto mi propio rincón de inspiración entre la Plaza de la Paja y la calle Segovia. Entre semana el Jardín del Príncipe de Anglona está vacío y corre una brisita, que os puedo asegurar, inspira.

Jardín Principe de Anglona

Jardín Principe de Anglona

Jardín Principe de Anglona

Jardín Principe de Anglona

No os quejaréis de los planes fresquitos y económicos que os he preparado. Y de regalo y por si después de tanta marcha os quedáis con ganas de pasar la noche al fresco os dejo el link de los cines de verano de la ciudad.

¡A sobrevivir!

Atención: Orgullo de amiga nivel alto

Que yo venga aquí a deciros que el mundo está fatal de los nervios sería perder el tiempo. Basta abrir un periódico por las mañanas y ya se encargan ellos de recordarnos la existencia de Wert, (tengo una cruzada anti-wert os informo), los datos del paro y las corrupciones múltiples, que es mejor no enumerar.

Pero la vida son dos días y yo no he venido aquí a perder el tiempo. Y es que gracias (o por desgracia) a esta crisis y este mal rollo generalizado están saliendo cosas muy bonicas y lo mejor de todo, muchas de ellas son de buenos amigos.

Por eso, queridos lectores, me van a perdonar el momento publicidad y orgullo de amiga, pero hay algunos proyectos de los que tengo que hablarles.

1. MIXTOLOBO

Detrás de este nombre, que seguro que no os habrá dejado indiferentes, se esconden dos buenas amigas, pero sobre todo dos grandes diseñadoras. A punto de cumplir su primer aniversario siguen fieles a su estilo minimalista y a su filosofía  de hacer las cosas bien. Yo creo que muy bien.

Puedes unirte a la “comunidad mixtolobera” aquí y aquí.

2. FAUNA Y FLORALos diseños de Fauna y Flora inspirados en la naturaleza y las cosas bonitas son preciosismo en estado puro. Mi joyero ya es mitad suyo. Podéis conocerlos mejor y ver sus cositas bonicas aquí.

3. VALENTINA

Asumidlo, antes o después tenía que pasar en este blog, antes o después os iba a tener que soltar un rollo sobre tipografía y no se me ocurre excusa mejor que presentaros a Valentina, la tipografía de Pedro Arilla. Es que es ver sus ligaduras y morir de amor.

Lo más bonito de esta historia no es el nombre (un homenaje a su abuela) sino que Pedro te habla del proceso de creación con una pasión que parece que te está hablando de una novia más que de una tipografía.

4. APRENDICES VISUALES

Mis chicos de aprendices visuales se preocupan de los niños con autismo y por eso crean cuentos especialmente diseñados para ellos. “El oledor explorador” es su última aventura y puedes ayudarles a que se convierta en aplicación interactiva aquí.

5. ¿QUIÉN ES INGRID BERGMAN?

Puede ser con mucha diferencia el documental más entrañable de la historia.

Los alumnos de 5º de Primaria del Colegio Público San Mateo de Alcalá de Guadaíra, van a aprender a rodar una película. “¿Quién es Ingrid Bergman?” es el rodaje de un rodaje.

6. DIBUJO A DOMICILIO

GRATIS estos ilustradores vienen a tu casa y te pintan gratis, donde quieras y como quieras. Solo te piden que seas su anfitrión y que poses para ellos. No sé a qué estáis esperando, vaya.

Próximamente también información de proyectos de la menda lerenda, que el orgullo de amiga está muy bien pero el autobombo está mejor.

De veraneo al pueblo

No hace falta que venga ninguna conocida marca de cerveza a recordarnos que para pasar un buen verano y bien baratito, lo mejor es irse al pueblo. Eso ya lo sabemos todos. Los pueblos son lo más, buenos, bonitos y baratos, sobre todo baratos.

Por eso, señores, y visto como están las cosas, desde 4ºpiano hago una campaña para que volvamos a la tan buena constumbre ibérica del veraneo rural. Con las abuelas, (grandes agradecidas) las tortillas, las moscas grandes como sandías, las siestas interminables y la buena vida.

Por lo menos ese es  mi plan low cost veraniego. A descansar a mi pueblo. Porque no habremos subido a preferente, (a pesar del esfuerzo) pero tenemos mucho más.

En mi pueblo hay playa. Sí, he dicho playa, no os pongáis ahora tiquismiquis con los conceptos, que la arena y el agua salada están sobrevalorados y además, en la costa Breva, (que así se llama) hay más chiringuitos que en Matalascañas.

Costa Breva. Medellín. Badajoz.

Costa Breva. Medellín. Badajoz.

Chiringuito Playa de Medellín. Foto El Arca de Noé.

Chiringuito Playa de Medellín. Foto El Arca de Noé.

Internet funciona cuando le parece y el 3G tiene problemas serios de conexión, pero a pesar de todo tenemos la mejor y más antigua red social del mundo, la plaza del pueblo.

La fruta y la verdura saben mejor y cuestan menos, los cubatas tienen precios razoble y aunque no existe todo el postureo en torno al aperitivo y al vermú la hora de la cerveza es imperdonable. Y lo mejor de todo, las siestas se echan a la sombra de un naranjo.

Siestas a la sombra de un naranjo.

Siestas a la sombra de un naranjo.

La gente de mi pueblo, (como la de todos los pueblos) es sabia y si no te lo crees puedes comprobarlo aquí.  Y además mi pueblo inspira, que para eso somos medio romanos.

En fin, ¿qué más argumentos necesito?, que yo este verano me voy al pueblo y… ay que pena de quién no lo tenga.

Hagámos una obra de caridad y como decía  la famosa marca de refrescos, de cuyo nombre no quiero acordarme

¡adoptemos un moderno de ciudad!