Un poco de fútbol

Sí, sí, he dicho fútbol. Ya sé que lo más cercano que ha estado nunca este blog del fútbol han sido las ceremonias de apertura y clausura de la Eurocopa y digamos que los resultados no eran lo que más me preocupaba. Pero es que esta vez es muy emocionante.

No estoy hablando ni del Atlético de Madrid y su copa del Rey ni del Barça y su liga ni de la Champions y… bueno, dejemos el tema de la Champions. Estoy hablando del C.D Metelinense. Ya sé que la mayoría no sabréis ni donde juegan, pero, no os preocupéis, ya os lo cuento yo.

El C.D Metelinense es el equipo de MI PUEBLO y juegan en las instalaciones deportivas con mejores vistas de toda la historia del fútbol español, el Estadio Municipal Juan Antonio Muñoz.

Estadio Municipal Juan Antonio Muñoz y sus vistas al castillo. Medellín.

Estadio Municipal Juan Antonio Muñoz y sus vistas al castillo. Medellín.

Pues resulta que este equipo no sólo le ha devuelto la ilusión futbolística al pueblo sino que además están a na’ y menos de ascender y a preferente, que no sé si lo sabéis, pero no es ninguna tontería. Eso sí, tienen que ganar los partidos que les quedan, pero no será por falta de apoyos, que está el pueblo volcaíto.

Pues eso, que a mi me hace ilusión, por razones obvias, porque la mayoría de ellos son familia de algún grado y porque con algunos de ellos me tomé mi primer cubata (y eso marca) pero sobre todo porque han prometido fiesta y creedme, eso, no me lo pierdo.

Iré informando de sus progresos.

4 pensamientos en “Un poco de fútbol

  1. A lo mejor, a la ilustrada audiencia de este blog conviene aclararle que el Juan Antonio Muñoz que da su nombre al pretenciosamente llamado “estadio” municipal, con su césped natural y su bar, en el que en los descansos de los partidos se rifan jamones a beneficio del equipo (aunque algún desaprensivo pretenda ser el premiado sin haber comprado antes ninguna papeleta), ese Juan Antonio Muñoz, digo, no es (no fue) ningún alcalde ni presidente de la Diputación o consejero de Cultura y Deportes de la Junta que pusiera el dinero para construir el recinto, ni mucho menos un empresario o prócer local que hiciera de caballo blanco al equipo, ni tampoco algún jugador que triunfara (más o menos) allende el Guadiana (como en el caso del “coliseo” getafense, que eso sí que es pretencioso); sino un humilde zapatero remendón, cuya afición y apoyo al equipo local se traducía, a falta de mayores medios económicos, en reparar “gratis et amore” las botas a los jugadores. Quede aquí constancia del homenaje a quien en vida fue conocido como “el Zapa” y del reconocimiento al buen sentido de la corporación municipal que bautizó tan acertadamente el campo de fútbol, que él, creo, no llegó a ver en su estado actual.
    > PS.- Perdonad la frase interminable inicial. Cuando empecé a ver que me salía tan larga, en vez de intentar acortarla poniendo puntos hice un “tour de forcé” conmigo mismo para ver hasta donde podía prolongar el período. Me han salido como 165 palabras seguidas.

    • Preciosa historia la del “zapa”, no la conocía. Espíritu medellinense a tope.
      Acabo de descubrir otro estadio con vistas impresionantes. Desde el estadio del Marbella se ve el mar… No es comparable, pero no hay que descartar lo😉

  2. Buff..,! He vomitado al ver el acento que creía se me había escapado en “tour de force”; pero ahora compruebo que es culpa de la corrección ortográfica automática de este engendro informático. Hay ayudas que matan. Que conste que no he sido yo

  3. Pingback: De veraneo al pueblo | 4º PIANO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s