Trieste, donde…

Trieste, la ciudad donde…

… donde vi mi primera maratón en directo y lo que es peor, donde me emocioné viéndola. En realidad sólo me emocioné cuando vi llegar a Dome, pero me emocioné.

… donde la gente bebe Sprit naranja, (también conocido como Aperol Spritz) como si lo fueran a prohibir.

… donde hay más pijas y, por lo visto más tías buenas, por metro cuadrado de toda Italia.

… donde confirmé que las mujeres dominaremos el mundo algún día. Conclusión a la que llegué viendo la maratón cuando veía llegar a todas esas mujeres que habían corrido 42 km sin un pelo fuera de su sitio, sin una gota de sudor y lo que es mejor, con la raya del ojo pintada. Soy fan.

… donde la gente toma el sol y hace toples en la acera. Muy tranquilos ellos.

… donde me gustaría que mi marido archiduque me pusiera un castillo mirando al mar.

Castillo Miramare

Castillo Miramare

… donde nacieron Italo Svevo y Claudio Magris y vivió James Joyce.

Con Italo Svevo. Triestre

Con Italo Svevo. Triestre

… donde como al viento le de por soplar puedes salir volando sin piedad.

… donde disfruté de la compañía del Camarlengo mayor del reino quién aprendió a decir scatenato, desde entonces su palabra favorita.

Y así se nos quedaron las caras

Y así se nos quedaron las caras.

5 pensamientos en “Trieste, donde…

  1. …Bueno, si el precio de que tu marido te ponga un castillo junto al mar es que a él lo fusilen y tú te vuelvas loca, más vale conformarse con una habitación propia en un 4º piano sin ascensor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s